CARÁCTER POLÍTICO

Publicado el 31 diciembre, 2020 Publicado por Rosy Gámez

LEONEL SOLÍS

Sin competidor importante, Rubén Rocha Moya, el senador, se convirtió en el precandidato a gobernador de Sinaloa por Morena  con el encargo de transformar ese movimiento en un partido político, que por ahora no existe en la realidad electoral sinaloense.

En su discurso de reconocimiento al presidente Andrés Manuel López Obrador y a la dirigencia de Morena, que encabeza Mario Martín Delgado, por el encargo de construir los comités de defensa de la Cuarta Transformación, Rubén Rocha fue directo: “Vamos a cumplir con la palabra empeñada: Llevar a Sinaloa la Cuarta Transformación. Construir  los comités de defensa de ese proyecto”

De inmediato se interpretó que es la construcción de comités seccionales y municipales que conforman cualquier estructura electoral rentable. Por ahora no se asoma esa plataforma.

Un elemento político infaltable es generar, en este caso a través de los medios: La esperanza. Sobre todo en estos momentos de pandemia. 

Su discurso inicial lo destinó al combate a la pobreza y a la corrupción, para bienestar de los sinaloenses, pero faltó la mención a la violencia que se vive en Sinaloa en todos los campos.

En la opinión coincidente de quienes observaron la transmisión directa del llamado destape, el acto de Mario Delgado, celebrado con escasa asistencia y sin el signo de unidad de quienes compitieron, se consideró como desangelado.

Rocha ya es precandidato y siempre se le consideró como el favorito por sobre la figuras sinaloenses que se presentaron a competir. Incluido el impulso del poder de facto, cuyos capitanes tendrán la responsabilidad de ayudarlo para que gane en forma contundente.

El mismo dirigente del Partido Sinaloense, Héctor Melesio Cuén Ojeda, vaticinó, en una reunión con Los Columnistas de Radio UAS hace año y medio que “el gobernador de Sinaloa será un exrector de la UAS y de Badiraguato, para más señas”.

  Cierto es que Morena está arriba en las encuestas y que podría su candidato navegar en las altas olas que dejó el Tsunami, pero llegar a la playa estará difícil.

Hay que apuntar que desde ayer se habló de respaldo de otras organizaciones a Morena y de otros equipos políticos. Viene la ayuda.

Se verá.