Resuelven el misterio de las muertes masivas de pájaros en Estados Unidos

Publicado el 30 diciembre, 2020 Publicado por Rosy Gámez

Por Azucena Martín

Si bien en un principio se barajó la intoxicación por el humo de los incendios como causa de las muertes masivas de pájaros en Estados Unidos, parece ser que fue el hambre.

Desde finales del pasado mes de agosto, miles de aves comenzaron a aparecer muertas en diversos puntos del sur de Estados Unidos. Muchas personas encontraban los cadáveres en sus patios y huertos, cuando salían a pasear por el campo o simplemente en las aceras de las ciudades. Nadie sabía la causa de las muertes masivas de pájaros, aunque había algunas teorías relacionadas con los incendios que en ese momento todavía recorrían muchos puntos del país.

Sin embargo, para saber más, era necesario realizar la necropsia de estos animales. Por eso, científicos del Centro Nacional de Salud de Vida Silvestre del Servicio Geológico de los Estados Unidos han estudiado los cadáveres de 40 de los 170 pájaros fallecidos que se enviaron a sus instalaciones. El resultado es que el único factor común que unía a la mayoría de ellos es que se encontraban en un elevado grado de inanición. Posiblemente murieron de hambre.

Nueva luz sobre la causa de las muertes masivas de pájaros

Durante los meses de agosto y septiembre se reportaron un total de 10.000 muertes de aves en condiciones desconocidas. De todos esos cadáveres, 170 se enviaron al Centro Nacional de Salud de Vida Silvestre del Servicio Geológico de los Estados Unidos. Sin embargo, solo 40 se encontraban en condiciones post mortem adecuadas para su análisis.

Una vez realizada la necropsia, se comprobó que 32 de estos ejemplares mostraban signos de inanición, como el estómago vacío o sangre en los intestinos. Esto mostraba que posiblemente la causa de las muertes masivas de pájaros había sido el hambre. ¿Pero por qué?

Esto sigue siendo una incógnita por resolver, aunque los autores de la investigación consideran que puede estar relacionado con la intensa sequía que tuvo lugar en verano. Además, en cuanto comenzó el otoño golpeó la zona una ola de frío, acompañada de una intensa tormenta de nieve. Todo esto en su conjunto pudo dificultar la alimentación de las aves a dos niveles. Por un lado, las plantas generarían menos semillas. Por otro, posiblemente los insectos de los que normalmente se alimentan se reprodujeron menos.

Una teoría sin desechar por completo

Inicialmente se pensó que las columnas de humo de los incendios de Estados Unidos pudieron ser la causa de las muertes masivas de pájaros. Sin embargo, las necropsias han demostrado que ninguno de ellos tenía signos de intoxicación. Pero sí que detectaron otros factores que podrían haber conducido a una muerte relacionada con el fuego por la desorientación.

El caos a su alrededor, junto a la escasez de comida, podría haberles empujado a migrar antes de lo habitual, más deprisa y más lejos. Esto conduciría a que volaran durante más tiempo, agotando sus reservas de energía. De hecho, muchos de los cadáveres estudiados mostraban sus depósitos de grasa agotados, así como encogimiento en los músculos del pecho que controlan las alas. Estaban exhaustos.

Finalmente, cabe destacar que esa fuga forzosa, además del viento y el frío, favorecería que se desorientaran y acabaran chocando contra los edificios. Algunos, al perderse, optarían por bajar al suelo helado, donde podrían morir de frío. O también atropellados, como pudo comprobarse en algunos de los cuerpos, según un comunicado de los responsables de las necropsias.

Por lo tanto, la causa de las muertes masivas de pájaros fue con gran probabilidad el hambre. Sin embargo, los motivos que llevaron a que no comieran lo suficiente para sobrevivir suponen un abanico de posibilidades mucho más variado. Todas ellas igual de tristes.

Con información de hipertextual.com