Trump visita California por incendios forestales y aviva el debate sobre el cambio climático

Publicado el 15 septiembre, 2020 Publicado por Rosy Gámez

por: Yurany Arciniegas Salamanca

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitó este 14 de septiembre California para ser informado sobre los incendios forestales que hace varias semanas azotan a este estado, junto con Oregon y Washington. Su presencia enardeció la discusión sobre la crisis climática, un asunto que el mandatario rechaza y que hace que su oponente demócrata Joe Biden lo acuse de “pirómano climático”.

Los incendios forestales en el oeste de Estados Unidos se convierten en la última batalla política de cara a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

El presidente Donald Trump llegó este lunes a la base aérea de McClellan Park, en las inmediaciones de Sacramento, California, donde se reunió con un grupo de bomberos y donde según la Casa Blanca fue informado sobre la situación de las conflagraciones que azotan a este estado desde hace varias semanas.

Desde el estado que vive los incendios más grandes de su historia, Trump sugirió que las llamas se deben a fallas en la administración y mantenimiento de los bosques por parte de las autoridades estatales. Señaló que es necesaria «una gestión forestal buena y fuerte», algo que recordó que lleva pidiendo desde hace tres años.

Sus palabras hacen alusión a las autoridades locales, en su mayoría del Partido Demócrata. «Creo que esto es más una situación de gestión», dijo Trump, cuando un periodista le preguntó si el cambio climático sería un factor detrás del fuego.

Sin mencionarlos, el mandatario señaló que muchos otros países “forestales” no enfrentan un problema similar, debido a que tienen una buena gestión de los bosques. «No tienen problemas como este. Tienen árboles muy explosivos, pero no tienen problemas como este», aseguró.

En su manifestación de campaña en Nevada el pasado domingo 13 de septiembre, Trump volvió a responsabilizar a los líderes estatales demócratas al señalar que los bosques y matorrales deben cortarse, y que es necesario retirar las hojas y la madera muerta por ser altamente inflamables.

Trump, quien se ha referido al cambio climático como un «engaño» y en 2017 sacó a Estados Unidos del Acuerdo de París, duda que el calentamiento global tenga relación con los incendios en su país. Sin presentar evidencias, el jefe de Estado indicó que la situación acabará pronto. «Empezará a ponerse más fresco, solo mira (…) No creo que la ciencia lo sepa», dijo.

Mientras Trump hacía estas declaraciones en California, en la otra costa de Estados Unidos, en Delaware, su oponente demócrata a la Presidencia, Joe Biden, lo llamó «pirómano climático» por sus posturas negacionistas sobre el calentamiento global.

Biden, criticado por los republicanos por no visitar las áreas de desastre, habló sobre la amenaza del clima extremo que, según algunos científicos está sobrecargando los incendios. El demócrata también dijo que, a diferencia de Trump, el cambio climático está en su lista de prioridades en caso de llegar a la Presidencia.

«Si tenemos cuatro años más de negación climática de Trump, ¿cuántos suburbios serán quemados por incendios forestales? ¿Cuántos vecindarios suburbanos habrán sido inundados?», cuestionó Biden.

Las posibles razones detrás de los incendios que azotan el oeste de Estados Unidos

Los incendios forestales en Oregon, California y el estado de Washington han destruido miles de hogares y media docena de pequeños pueblos desde agosto, tras quemar más de 1,6 millones de hectáreas y dejar a 35 personas muertas en los tres estados.

El manejo forestal al que Trump se refiere, que incluye la limpieza de árboles y la tala de matorrales, es un trabajo costoso y laborioso que resulta eficaz para reducir los incendios forestales. Cada año se gastan millones de dólares en tales esfuerzos de reducción en los estados occidentales, aunque muchos argumentan que es necesario hacer más. Los esfuerzos también pueden verse socavados cuando los propietarios de las áreas rurales no realizan esfuerzos similares en sus propias propiedades.

Pero hay quienes apuntan al cambio climático como la causa en el aumento de incendios. La gobernadora de Oregon, Kate Brown, dijo que cada año se queman aproximadamente 500.000 acres, pero solo en la última semana, las llamas han arrasado más de un millón de acres, lo que apunta a una sequía prolongada y cambios climáticos recientes en el estado.

«Este es verdaderamente el referente del cambio climático en la costa oeste (…) Y este es un llamado de atención para todos nosotros de que tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para abordar el cambio climático», indicó.

Por su parte, el gobernador de Washington, Jay Inslee, dijo que «es enloquecedor en este momento que cuando tenemos este desafío cósmico para nuestras comunidades, con toda la costa oeste de Estados Unidos en llamas, tengamos un presidente que niegue que estos no son solo incendios forestales, estos son incendios climáticos».

Para otros, no está claro si el calentamiento global causó las condiciones secas y ventosas que han alimentado los incendios en el noroeste del país. Sin embargo, Greg Jones, profesor e investigador climatólogo en la Universidad de Linfield en McMinnville, Oregon, asegura que un mundo más cálido puede aumentar la probabilidad de eventos extremos y contribuir a su gravedad.

El gobernador de California, Gavin Newsom, reconoció que por décadas su estado no ha hecho lo suficiente para administrar los bosques y ha reconocido que más de 100 años de apagar incendios han permitido que se acumule combustible.

Pero también indicó que el calentamiento global está provocando las llamas, al tiempo que le recordó a Trump que el 57 % de los bosques en California están bajo administración federal.

“Venimos de una perspectiva humilde en la que presentamos la ciencia y la evidencia observada es contundente: el cambio climático es real y eso lo está agravando”, dijo el gobernador demócrata durante una reunión con el presidente.

A estas situaciones se suman los focos de fuego provocados de manera intencional. El viernes, en las inmediaciones de Phoenix, Arizona, un hombre fue acusado de iniciar un incendio que quemó ciudades y otro hombre fue arrestado en Portland este lunes después tras causar seis pequeños incendios que no quemaron ninguna estructura, según informó la policía de Portland.

con información de france24.com