Generar certidumbre, principal aporte del T-MEC

Publicado el 25 julio, 2020 Publicado por Rosy Gámez

Por Alba Servín

El pasado 1 de julio entró en vigor nuevo el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) el cual contempla diversas modificaciones comerciales acordes a nueva era aunado con reglas más claras.

Por un lado, se moderniza el acuerdo agregando áreas que no existían hace 25 años, se consideran nuevas oportunidades de inversión, se avanza en la aplicación de los paneles de controversias, además de que es más restrictivo en reglas de origen y en materia laboral. Aunado con una cláusula de caducidad que obligará a revisarlo cada cinco años.

En un comunicado, Arturo Reyes Rosas, presidente de la Confederación de Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana (CAAAREM) refiere que el comercio en el área de América del Norte asciende a 6 billones de dólares, lo que representa un 15.9% del comercio total mundial y se prevé que el T-MEC beneficie a 493 millones de personas, las cuales representan el 6.5% de la población mundial”

“La entrada en vigor del T-MEC traerá beneficios importantes para la economía de México pues facilitará la administración comercial, además de que no se impondrán aranceles, derechos de aduana u otros cargos a productos digitales”, agregó.

De acuerdo con los especialistas la entrada en vigor del nuevo acuerdo en tiempo y forma es una buena noticia para la economía mexicana principalmente por lo que representa tener una buena relación comercial con nuestros vecinos del norte, en momentos como el actual donde se necesita certidumbre.

“La entrada del T-MEC es muy positiva, si se hubiera retrasado hubiera generado incertidumbre y lo que menos queremos en medio de la pandemia es que la incertidumbre siga creciendo”, opina Leticia Armenta, profesora de la Escuela de Ciencias Sociales y gobierno del Tecnológico de Monterrey.

“Es pertinente aclarar que la bonanza o las bondades que se ven en el T-MEC como un detonador de inversión o del comercio no es así, realmente su principalmente beneficio es dar tranquilidad de las empresas ya instaladas de que las reglas del juego van a seguir más o menos igual a como eran hace más de 25 años”,  señala Gerardo Canseco Romero, integrante de la comisión de comercio exterior del Colegio de Contadores Públicos de México.

Con información de eleconomista.com.mx