No podemos permitirnos el lujo de bajar los brazos: Aguirre

Publicado el 29 junio, 2020 Publicado por Rosy Gámez

Javier Aguirre, técnico del Leganés, aseguró que su equipo ‘está vivo‘ y ‘está en pie‘ pese a la complicada situación que atraviesa en la lucha por la permanencia en la máxima categoría del fútbol español.

«Es duro, muy duro. Efectivamente. No hemos tenido un día de tranquilidad desde que volvimos. No hemos podido con ello. Y vas sumando los acontecimientos y las formas en las que vas perdiendo puntos y te lastima mucho. Ya son cinco partidos y cuesta, sobre todo cuesta la forma en la que las áreas nos han castigado. Es lo más doloroso, pero seguimos», dijo.

«El equipo está vivo, el equipo está en pie. De partido a partido hemos hecho unos seis cambios de promedio. Eso le ha venido bien al equipo. En todas las estadísticas hemos corrido más que el rival. Sólo sufrimos dos lesiones, con Óscar y Guido. Fueron muchos partidos, cuatro en diez días. Pagamos el precio de ese ritmo que le imponemos», señaló en la previa del duelo contra el Sevilla.

Sobre este, comentó: «Será un partido de ritmo intenso. Intentaremos, como en los demás partidos, tener más la pelota que el rival. Intentaremos, como en los demás partidos, llegar al área rival en más ocasiones. Ojalá mejoremos en la definición. Ahí tenemos registros muy pobres».

Para corregir este último problema que afecta a los suyos, indicó: «Está detectado el mal. Eso se basa en ensayo. Trabajo. Repeticiones. Y la definición, ahí es donde hemos incidido. Pero apenas hay tiempo porque hoy venimos del segundo día de Pamplona. El equipo acusa la fatiga».

«El primer día tienes aún esa inquietud, estás todavía vivo. Pero después ya vas a casa, descansas… y el segundo día te cuesta arrancar, y ya mañana tienes el partido. El equipo ha trabajado en lo que ha podido. A ver si mejoramos en esos aspectos», agregó.

Las dificultades llegan especialmente de cara a la portería rival: «Intentaremos cambiar jugadores, está claro. Trataremos de cambiar la definición. Todos estamos en la misma línea. El equipo juega bien. El equipo da buena imagen, pero no hemos capitalizado el rendimiento y los puntos cosechados. ¿Por qué? Menos mala fortuna y arbitraje, todos los argumentos caben».

«Los equipos se han reforzado y nosotros hemos perdido gol, nos han debilitado de alguna manera. Intentamos paliar estas ausencias, nos ha costado sobre todo en la faceta del gol. Lo demás lo hemos mejorado considerablemente, creo yo. Cerramos la puerta, la cuota de gol en contra mejoró muchísimo. Hay siete equipos peores que nosotros en cuanto a goles encajados», comentó.

Por ello, defendió su labor: «El equipo ha mejorado y eso es indudable aunque no hayamos podido salir del bache. Estos goles con los contábamos cuando llegamos… tuvimos que transformarnos, que rehacernos. Y eso cuesta muchísimo en medio de la temporada y con la losa del descenso. Es admirable el espíritu que ponen los jugadores y seguimos todavía , no voy a permitir que nadie arroje la toalla».

«Somos el Leganés, no podemos permitirnos el lujo de bajar los brazos. Llevamos todo el año en descenso y el equipo nunca bajó la guardia. Quizás algún lapso en algún partido como la primera parte en el campo del Levante o la primera parte contra el Getafe, serían los dos únicos momentos en los que yo podría hacer autocrítica de por qué no fui capaz de que entrara bien el equipo. Y aún en esos dos, las segundas partes fueron buenas», explicó.

El mexicano confirmó asimismo la baja de Óscar Rodríguez, aseguró que los jugadores jóvenes están preparados para asumir responsabilidad y habló acerca de una posible continuidad en Segunda.

«De momento no me planteo ese escenario. Estoy contento aquí, estoy feliz aquí, estoy trabajando aquí. Me quedan seis partidos por disputar y hasta que esto no concluya, no puedo hablar de otra cosa» concluyó.

Con información de esto.com.mx