Google Meet sigue obsesionada con Zoom y ya prepara nuevas funciones

Publicado el 27 junio, 2020 Publicado por Rosy Gámez

Por José Luis Sanz

Los de Mountain View tienen claro cuál es su enemigo y siguen añadiendo novedades a su plataforma para equipararse cuando antes a los de Erin Yuan.

Lo hemos repetido en muchas ocasiones que la pandemia y las medidas de confinamiento han traído la explosión de la popularidad de las apps de videoconferencia, con una ganadora inesperada como es Zoom, la creación de Eric Yuan que ha batido sin contemplaciones a las soluciones empresariales (y educativas) de Google, Microsoft y Apple. Con eso sobre la mesa, parece que los de Mountain View siguen obsesionados con alcanzarlos cuanto antes.

Pero el éxito de Zoom no es casual. Cuenta con muchas funciones extraordinariamente útiles cuando se trata de reuniones de trabajo o charlas, clases y convenciones donde pueden congregarse cientos de participantes cuyas opciones de control son sencillas, claras y efectivas. Es en ese punto donde Google cojea, con una aplicación Meet que sigue desarrollando opciones con las miras puestas en una carrera de largo recorrido. ¿Ha venido el teletrabajo para quedarse?

Gestión de reuniones y hasta fondos virtuales

De todo lo que prepara Google para actualizar Meet en los próximos meses, destacan las nuevas herramientas de moderación, que impedirán que se produzcan problemas entre los responsables de cada charla y los participantes. Por ejemplo, en lo que a acceso se refiere, la función «knocking» (llamar) para pedir permiso y entrar será menos intrusiva para evitar problemas en aquellos casos de los que se unen con la clase ya iniciada. Es más, los norteamericanos también trabajan en una herramienta con la que aquellos que se marchen en plena reunión (o sean expulsados) no puedan volver a reingresar más de dos veces. Otra de las mejoras que tendrá Google Meet es la del control de los anfitriones sobre todos los participantes. Los de Mountain View quieren que en el caso de las clases, los usuarios anónimos no puedan acceder simplemente porque tienen un enlace para hacerlo: el control de acceso será mucho más específico y seguro.

Otra de las funciones de Zoom en las que Google Meet se ha inspirado es la de impedir que los participantes accedan a una reunión antes que el anfitrión y, al revés, que este sea el que ponga fin al encuentro para evitar que algunos de los asistentes se queden más allá del tiempo estipulado para la videoconferencia. Además de lo anterior, la app ofrecerá una función para «levantar la mano» y una vista en una sola pantalla de hasta 49 participantes a la vez, lo que nos garantiza que podemos controlar a todos los que acceden al servicio de una manera rápida y sencilla.

A todo lo anterior hay que añadir una de esas funciones que tanto gustan a los que no quieren mostrar cómo es su casa y lo que tienen detrás: los fondos virtuales. Google ya está experimentando con ella, tal y como podéis ver en la pantalla superior, ofreciendo imágenes predeterminadas además de otras que podemos añadir personalizadas. Eso sí, la mala noticia es que todos estos cambios no llegarán hasta finales de año. Momento en el que se producirá este gran update de la alternativa de los norteamericanos a Zoom.

Con información de lasexta.com