El precio de la tortilla no aumentará a 60 pesos por kilo si aprueban la nueva ley del maíz

Publicado el 9 noviembre, 2019 Publicado por Redacción EntrePalabras.Mx

La Cámara de Diputados se encuentra discutiendo la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo para México. Los medios de comunicación nacionales han destacado que, de aprobarse esta ley, el kilo de tortillas pasaría de los 13 a los 60 pesos,más de 400% su valor actual (de 0,6 a 3,1 dólares, aproximadamente). O bien, que se tendría que importar maíz de Estados Unidos, lo que haría a nuestras tortillas ‘gringas’.

Los mensajes han sido replicado miles de veces desde varias cuentas en redes sociales. El argumento principal proviene del Consejo Nacional Agropecuario, quien señala que “habría una escasez de producción al no permitirse sembrar maíz híbrido”, asegura en las notas. Pero estas aseveraciones son falsas, según especialistas agropecuarios consultados por Verne.

Margarita Tadeo Robledo, investigadora del departamento de Ciencias Agrícolas de la FES Cuautitlán de la UNAM, indica que México produce casi la totalidad de maíz que se usa para la producción de tortillas. “Es absolutamente falso que aprobar esta ley incrementaría el precio de la tortilla, se está tergiversando la información por intereses económicos de grandes corporativos”, indica, vía telefónica.

El proyecto de ley no indica que haya una prohibición de los granos híbridos, según refiere Rafael Calderón Arózqueta, profesor de la maestría en Sociedades Sustentables en la Autónoma Metropolitana (UAM). No hay ningún párrafo que diga que estarán prohibidos, sino que se habla de la protección de las especies nativas”, dice a Verne.

Las tortillas son la base de la dieta de los mexicanos, ya que se usa como cubierto o como plato al colocarle guisos encima y es el ingrediente principal de los tacos. El consumo per cápita de este alimento en México es de 84 kilogramos al año, es decir, aproximadamente 4,6 tortillas diarias en promedio, de acuerdo con cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Del total de consumo de maíz blanco, que es empleado para la producción de tortillas, México produce el 96,4% de la demanda e importa 3,6%, según datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de México (Sader). “Se puede trabajar el mejoramiento de los maíces nativos, actualmente se trabaja con el mejoramiento de las semillas”, dice Calderón.

Por su parte, la investigadora de la UNAM aclara que esta ley señala que las variedades de grano que no afecten la salud de los mexicanos y el medio ambiente pueden ser utilizados. “Obviamente, las grandes transnacionales prefieren la variedad de maíz transgénicos, y lo que quiere esta iniciativa es salvaguardar la riqueza genética que tiene el país con el maíz nativo”, dice.

La diferencia entre maíz híbrido y transgénico

Las variedades de maíz que contempla esta ley son modificaciones que se hacen sobre las especies naturales de México. Tadeo explica que el maíz híbrido es una mejora de la semilla que es amigable con el medio ambiente. “Puede haber variedades híbridas que se den por polinización natural, pero también se puede hacer por un método de mejoramiento donde nosotros controlamos y elegimos los progenitores y es un mejoramiento genético”, explica la académica.

Por otro lado, la variedad transgénica (que también se le conoce como Organismo Genéticamente Modificado), se trata de la transformación a través de ingeniería genética. “Así se le modifica para que tolere la aplicación de un herbicida llamado glifosato y eliminar malezas”, indica Tadeo. Varios países han prohibido el uso de este herbicida, al presentar indicios de afectaciones a la salud y disminuir la biodiversidad natural.

Las variedades de maíz nativo son, además de llamativas, muy nutritivas. Desde el maíz azul al blanco pasando por varias tonalidades de rojo y naranja, han alimentado a los pueblos de México desde hace siglos. “Son variedades que se cultivan en una milpa tradicional y que fomentan la biodiversidad”, dice Calderón.

Aunque el precio de las tortillas hechas con maíz azul es más alto (una docena o medio kilo de tortillas cuesta alrededor de doce pesos), Calderón señala que se trata de un aumento por calidad y valor nutricional. “Es decir, un kilo cuesta unos veinte pesos, pero son tortillas que se mantienen en mejor estado por más tiempo”, dice.

La iniciativa de la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo fue presentada por la senadora Jesusa Rodríguez en abril con una ofrenda olmeca y fue aprobada en septiembre en esta cámara. Para su aprobación y promulgación, tendrá que ser discutida y aprobada por la Cámara de Diputados el próximo 12 de noviembre.

Para una sociedad con criterio.