Con arancel o sin arancel, la vida sigue igual en El Chaparral

Publicado el 10 junio, 2019 Publicado por Redacción EntrePalabras.Mx

Las pruebas de Tata Martino con México han sido positivas, gratas. Cuatro triunfos en cuatro partidos. Las maniobras del argentino no han fallado pese a la adversidad de perder futbolistas de su nómina. Lesiones, desdén e indisciplinas. El Tri ha sufrido bajas a días de su estreno en la Copa Oro, el torneo de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe. Es el único certamen que podrá jugar por geografía y calendario debido a que la Copa América se empalma en las mismas fechas. Los mexicanos han encontrado cierto alivio con un triunfo contra Ecuador 3-2.

Lo más cerca que estará México de la Copa América han sido los partidos de preparación frente a Chile (3-1), Paraguay (4-2), Venezuela (3-1) y el de este domingo frente al conjunto ecuatoriano. Los chicos de Martino y los sudamericanos sostuvieron 45 minutos a baja intensidad. Del bando mexicano destacó la efusividad de Raúl Jiménez, el delantero fijo, que buscaba presionar la salida rival y tirar a gol. También lo hizo  Jonathan Dos Santos que se enchufó al minuto 28 para acarrear el balón desde medio campo para chutar de fuera del área para batir a un despitado portero como Máximo Banguera. El partido marchaba como un juego amistoso habitual hasta que en un rutinario despeje el central con más galones de México, Héctor Moreno, se tumbó al césped y tuvo que salir a la enfermer

El Tri ha resentido en los últimos meses la deserción de sus futbolistas. Por lesiones ha perdido a su jugador más explosivo por los costados, Hirving Lozano, además de Marco Fabián e Iván Rodríguez. El exlateral del Villarreal, Miguel Layún, no pudo asistir debido a una cirugía a la que se sometió para extirpar un tumor. Javier ChicharitoHernández pidió no ser convocado para presenciar el nacimiento de su primer hijo. Carlos Vela rechazó cualquier llamado para que nadie perturbe su buen momento en LAFC de EE UU. Jesús Tecatito Corona cumple un castigo por desistir en viajar a México en marzo pasado. Héctor Herrera pidió tiempo para “descansar” tras su campaña con el Oporto. Una posible lesión de Moreno pondría en jaque el sistema en construcción de Martino.

Ecuador pulsó el interruptor del turbo al comienzo del segundo tiempo. Su entrenador, Hernán Gómez, mostró dos de sus armas puntiguadas: Antonio Valencia y Ángel Mena. Este último, con el 10 en la espalda, anotó de manera fortuita el 1-1 cuando cobró un tiro libre y fue desviado por la barrera mexicana. Los mexicanos recuperaron brillo por la misma vía, una falta a favor. Fue Luis Montes, un mediapunta de 166 centímetros, que colocó el balón en el ángulo para el 2-1 a favor de los mexicanos. Cinco minutos después, los ecuatorianos golpearon de nuevo con un gol de cabeza de Preciado para el empate a dos goles.

Una de las conclusiones que ha encontrado Tata Martino es que los que controlarán el mando de la ofensiva serán Jiménez y Rodolfo Pizarro, un polifuncional mediocampista que puede reponer la picardía perdida  de Hirving Lozano. Pizarro se encargó de gestar el gol del triunfo para México cuando recuperó un balón desde la esquina izquierda. Se apoyó en Jesús Gallardo y este soltó un preciso centro en el que apareció el lateral derecho Luis Rodríguez para un gol de vídeojuego.

México tendrá poca exigencia durante la fase de grupos de la Copa Oro cuando enfrente a Cuba, Canadá y Martinica. Las pruebas de nivel medio serán en los cuartos de final. Por geografía, la selección mexicana está acostumbrada a ganar la Copa Oro, hasta que se encuentre en el camino a Estados Unidos, su mayor rival. Es el único torneo de selecciones en el que, de momento, puede competir y en el que sus jugadores pueden encontrar un escaparate internacional. Martino, un zurcidor con el Tri, aún intenta tejer a su once.

Para una sociedad con criterio.