Interponen queja ante la CEDH contra personal del CAM 4

Publicado el 29 mayo, 2019 Publicado por Lupita González

*Denunciaron que el director Angel Torrontegui permite que se violen los derechos a la salud y humanos de los menores con discapacidad.

* Acusaron a equipo de apoyo y a algunas docentes de obligar a padres de familia a firmar convenio de que los menores no harán sus necesidades fisiológicas en jornada de clase

*Pidieron la inmediata intervención de SEPYC y del gobernador Quirino Ordaz.

En el Centro de Atención Múltiple (CAM) número 4 se violan en forma sistemática los derechos humanos de los alumnos por parte de algunos docentes y personal de apoyo, ante la pasividad del director del plantel, Angel Torrontegui.

Ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, se interpuso la queja CEDH IV 168 2019, en la cual un grupo de madres de familia, encabezadas por la Dra. Rosalinda Gámez Gastélum en su calidad de mamá especial, interpusieron la queja alrededor de una de la tarde en demanda de que se abra una investigación en contra de Angel Torrontegui, quien actúa en forma omisa e irresponsable en la atención de los educandos especiales.

La Dra. Gámez Gastélum, quien se desempeña como secretaria de la sociedad de padres de familia, declaró ante la CEDH que su hija María José R. Vega Gámez ha sido tratada en forma injusta, e incluso ella se ha sentido acosada por la psicóloga Concepción Angulo y la Dra. Isabel Rubio; por lo que solicitó a la Jefa De Educación Especial, Luz Marina Payán que actué y sancione a este tipo de personal.

“Lo más preocupante en ese CAM es que escudan en un acuerdo interno de convivencia escolar, el cual indica que bajo ninguna circunstancia los docentes deberán de llevar a los menores al baño o acercarlos. Ese acuerdo es violatorio a los derechos humanos de los niños down, autista, con parálisis cerebral. Lo más grave es que hay niños que duran hechos pipi o popo toda la jornada laboral”, explicó ante la CEDH.

Las maestras de grupo tienen una matrícula de 4 alumnos por grupo y son ellas más una maestra auxiliar; por lo que nos parece absurdo ese acuerdo, añadió.

Gámez Gastélum comentó que ella incluso ha tenido que pagar a otra madre de familia, para que apoye a sus hijas ante la negativa de las maestras de apoyar a los menores con discapacidad.

Narró que actualmente se encuentra incapacitada por un esguince de segundo grado, pero que fue obligada por la maestra de grupo, Gisela Benítez  a acudir al CAM 4 a atender a su hija, pero que cuando llego le dijeron que otra madre solidaria la había cambiado. Lamentó que no tienen el mínimo sentido de humanidad hacia las madres especiales y “que al parecer no tienen derecho a enfermarse”.

La secretaria de la Sociedad de Padres de Familia, consideró absurdo que la Trabajadora Social, Gaby N. en contubernio con el equipo de apoyo y el omiso director pretendan obligar a las madres de familia a firmar un documento, mediante el cual se establece que sí el menor se hace una necesidad fisiológica en la jornada laboral será suspendido indefinidamente.

Lamentó que se manifiesten este tipo de situaciones, dado que son contrarias a las políticas públicas inclusivas que promueve el gobernador, Quirino Ordaz Coppel y la presidenta del DIF, Rossy Fuentes, a quienes hizo un llamado a intervenir en este caso.

Por su parte, personal de la CEDH informaron que de inmediato se iniciará una investigación sobre los acontecimientos denunciados en el CAM 4, los cuales violan los derechos humanos y a la salud de los menores discapacitados. “Esos niños son una población vulnerable y sí se detectan irregularidades se exigirá a la SEP que actúe contra quien resulte responsable”, señaló un funcionario, quien destacó que a partir de hoy se abre una carpeta de investigación sobre este caso.

 

 

 

Internacionalista, lectora beta, traductora, asistente de investigación, redacción de protocolos y aplicación de encuestas.