Características fisiológicas del adulto mayor.

Publicado el 24 agosto, 2017 Publicado por Redacción EntrePalabras.Mx

Por  Q.F.B. Claudia Nevárez Ibarra.

El envejecimiento se relaciona con cambios de la composición corporal y persistente de resistencia física. Los cambios de la vejez no se pueden evitar, ya que es un proceso fisiológico en todas las personas.

La etapa de la ancianidad es el periodo en el que el crecimiento llega a su fin y los sistemas del cuerpo humano comienzan a funcionar más lentamente y a desgastarse. La disminución de la masa muscular o u ósea, la fuerza de los músculos, se debe al descenso de los niveles de actividad física.

 Durante el paso del tiempo los sistemas y aparatos que se deterioran son los siguientes:

  • El sistema esquelético
  • El Aparato gastrointestinal
  • El aparato cardiovascular
  • Aparato respiratorio
  • Sistema endocrino
  • Sistema nervioso
  • Sistema renal

El sistema esquelético es el que muestra mayor efecto presentándose una reducción de la masa corporal magra, se aumenta la masa grasa, y disminuye la capacidad de trabajo (fuerza).

En el sistema gastrointestinal se presenta una reducción de la secreción de saliva y moco, la ausencia de dientes y dentadura que no ajusta bien, se presenta dificultad para deglutir, peristalsis (serie de contracciones musculares que permiten el movimiento del alimento a través del tubo digestivo) más lenta, se reduce la absorción de la vitamina B12, se reduce la secreción del ácido clorhídrico y las enzimas digestivas.

En el aparato cardiovascular, se disminuye la elasticidad de los vasos sanguíneos y del volumen de gasto cardiaco, aumento de la presión arterial.

A nivel de sistema endocrino, se presenta reducción de los niveles de estrógenos y progesterona, disminución de la secreción de hormona del crecimiento, la tolerancia a la glucosa disminuye y también se reduce la capacidad de convertir la provitamina D en la piel.

En el sistema nervioso, se manifiestan cambios en el sueño debidos al acortamiento del ciclo de vigilia, se presenta reducción de la velocidad de conducción que afecta el sentido del olfato, el gusto, el tacto y la cognición, se presenta una regulación embotada del apetito y la sed.

En el sistema renal, los riñones se deterioran debido al menor riego sanguíneo, la velocidad de filtración glomerular se hace más lenta y las células de los riñones (nefronas) se reducen. En el aparato respiratorio se presenta una reducción de la capacidad respiratoria, y reducción de la capacidad de trabajo (resistencia).

Además los adultos mayores presentan cambios en la percepción sensorial relacionada con el envejecimiento. La percepción visual, táctil, gustativa y olfativa se debilita con la edad; cuanto más se daña esta función mayor será el impacto potencial en la alimentación y en el estado nutricional.

La percepción olfativa puede ser gradual e irreconocible, el disfrute de la comida depende fundamentalmente del sentido del olfato, este sentido es muy importante en el proceso de la digestión de los alimentos ya que genera la producción de saliva y de secreciones gastrointestinales.

La pérdida del sentido del olfato (puede ser ocasionada por deficiencia de Zinc o por efectos secundarios de algún medicamento) restringe la habilidad para reconocer si los alimentos se encuentran en estado de descomposición. El sentido del gusto también se debilita, la habilidad para reconocer sabores salados o amargos, dulces o agrios se reduce con la edad.

Y la perdida de la agudeza visual tiene consecuencias inesperadas para la salud nutricional en los ancianos. Una persona que entra en la vejez presentara ciertas características en todos los sistemas de su organismo, ya que las células se degradan y el funcionamiento de éstas no es igual que cuando el organismo está joven.

Para una sociedad con criterio.